Vea el nuevo video para “Shake It Off” de Taylor Swift

Es inminente. La temporada de Taylor Swift está de vuelta. Taylor estrena hoy el video de Shake It Off y no es sorpresa que suene tan diferente al pop-country que nos tenía acostumbrados. La canción no es muy buena que digamos, la letra es sincera pero pueril y el ritmo simple pero putamente pegajoso. Sin embargo, me veré cantándola, tarareándola y silbándola hasta que salga su próximo sencillo, y después el siguiente; así el ciclo se repetirá hasta que ya se hayan quemado todas sus canciones. 1989 su nuevo álbum que no demora en salir, hará algo similar a Red: mantener su esencia niña-buena, pop rosa de Taylor mezclándolo con los sonidos de moda y una que otra colaboración en alguna de sus baladas para crear un hit de proporciones monumentales. O por lo menos esa es la impresión que me da tras escuchar Shake It Off.

El video puede parecer ridículo, pero estoy seguro que es una jugada premeditada. La canción se trata de dejar atrás a los haters e ignorar el negativismo de los demás; con lineas como “Can’t stop, won’t stop” y “Cus the players gonna play, play play, and the haters gonna hate, hate, hate.” es obvio que se está refiriendo a la lluvia de críticas que recibe a diario por cosas tan estúpidas como la forma que baila o la música que le gusta. Si se fija en el video, se dará cuenta que Taylor nos quiere decir algo como “soy torpe, extraña, infantil y me vale verga, por que así es como soy”. Es cierto, esa es Taylor Swift, una estrella de pop totalmente diferente a las demás, así la conocimos y por eso tiene una horda de fans enloquecidos, ella no es Britney, Miley o Katy Perry. En todas las escenas se le ve incomoda, como que no cuadra, pero de todas formas se ve feliz, alegre, se está divirtiendo a pesar de lo ridícula que se ve. Las referencias a Lady Gaga, Fergie, Gwen Stefani, Rihanna y Kanye West están ahí para mostrar que obviamente ella no encaja en esos moldes y todo lo que haga similar a estos artistas se va a ver estúpido. De hecho, solo se le ve bien cuando está vestida de negro con la banda detrás y bailando con gente normal, como ella. Su imagen es de estrella country pop adolescente y eso es lo que le queda. Así que para los que se burlaban de sus bailes de niña blanca en la presentación de Kendrick Lamar en los Grammys, acá tienen su respuesta. A Taylor Swift no le importa que se burlen de ella, por que ella es así y no puede ser nadie más, lo cual es respetable y de hecho admirable.


Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s